Saltar al contenido

¿Qué es el batch cooking?

Cocinar puede ser un gran placer, pero desgraciadamente nos quita muchas horas de tiempo al día. Primero, tenemos que pensar qué queremos comer, luego ponernos a cocinar y, finalmente, degustar el plato. Una rutina que seguimos día tras día, pero, ¿no sería increíble lograr automatizar este proceso para ahorrar tiempo y ser más eficientes? 

¡Pues sí! Existe un método que consiste en planificar y preparar comidas de manera estratégica y hoy venimos a hablarte de él: el batch cooking.

Si tú también quieres aprender a cocinar de forma eficiente, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el Batch Cooking?

El batch cooking es una técnica de planificación de comidas que implica cocinar grandes cantidades de alimentos al mismo tiempo para luego dividirlos en porciones más pequeñas y almacenarlos para consumir durante la semana. La idea central de esta estrategia es minimizar el tiempo diario dedicado a la cocina, permitiendo una alimentación más saludable y equlibrada, sin sacrificar la calidad de los ingredientes, pero teniendo comida "rápida" durante la semana.

Esta técnica no solo se trata de cocinar grandes cantidades de una sola receta, sino de aprovechar al máximo los ingredientes y crear varias comidas a partir de ellos. Es una forma eficiente de organizar el tiempo en la cocina y garantizar que siempre tengas opciones nutritivas y sabrosas a tu disposición.

Beneficios del Batch Cooking

Los beneficios del batch cooking son muchos y muy variados, pero aquí te contamos los principales:

Ahorro de tiempo

El beneficio más evidente y la razón por la que cada vez más personas se interesan por este procedimiento es el ahorro de tiempo. Al dedicar unas pocas horas a la cocina durante el fin de semana, puedes tener comidas listas para toda la semana. Esto reduce significativamente el estrés diario de decidir qué cocinar y preparar alimentos desde cero. Además, también limita tus visitas al supermercado. 

Ahorro de dinero

Al comprar ingredientes en grandes cantidades, el precio será más reducido y, si  aprovechas las ofertas vigentes de los supermercados, la cantidad de dinero que ahorrarás a largo plazo será destacable.

Además, al cocinar en lotes y diseñar tu menú semanal de forma estratégica, reduces el riesgo de desperdiciar alimentos, puesto que utilizar el mismo ingrediente para varias comidas de manera más efectiva. Por ejemplo, al comprar un pollo entero y desmenuzarlo podrás tener alitas, pechugas y caldo de pollo, entre otras opciones.

Mejora la salud

Al tener comidas caseras y saludables, fácilmente disponibles, es más probable que mantengas una dieta equilibrada. Puedes controlar los ingredientes, ajustar las porciones y evitar la tentación de recurrir a opciones menos saludables cuando te falta tiempo y necesitas comer algo rápido.

Más variedad

Al contrario de lo que muchos piensan, el batch cooking no significa comer lo mismo todos los días, sino que es una metodología que se basa en preparar varios platos utilizando los mismos ingredientes base. Esto aporta variedad y estimula la creatividad en la cocina. Además, si lo prácticas, podrás experimentar con diferentes sabores y técnicas de cocción.

green vegetable on brown wooden table

Cómo para hacer Batch Cooking

  1. Planifícate: Antes de ir a comprar, debes hacer un plan detallado de las comidas que quieres preparar durante la semana. Puede que al principio te cueste pensar, pero con el tiempo tu mente será más ágil y aprenderá a asociar un mismo ingrediente a varias comidas.
  2. Organiza tu espacio: Asegúrate de tener suficiente espacio de almacenamiento en el refrigerador y congelador para una compra grande, especialmente si vas a coger congelados o verduras frescas. Te recomendamos utiliza recipientes herméticos y etiquetar las porciones para facilitar su identificación.
  3. Compra con mentalidad estratégica: Si eres una persona acostumbrada a comprar por los ojos, este puede ser el paso más difícil. Cuando vayas al supermercado, compra sólo lo que tengas en la lista, no te dejes llevar por antojos ni improvises. Si ves alguna oferta de algún alimento que puedas utilizar, puedes cogerlo, pero siempre piensa si lo vas a poder utilizar de forma estratégica.
  4. Programa tu tiempo de cocina: Elige un día específico de la semana para hacer batch cooking. Mucha gente utiliza un par de horas los domingos por la tarde, pero en realidad puedes hacerlo en cualquier otro momento que se adapte a tu horario. Si te llevas tuppers al trabajo, lo ideal sería tenerlos antes del lunes, ¡pero eres libre de elegir!

Ejemplos de Batch Cooking

¿No te imaginas cómo son las recetas de batch cooking? Aquí te dejamos algunas ideas para que puedas inspirarte:

  1. Batch cooking de proteínas: Cocina una gran cantidad de pollo, carne magra o legumbres al horno con hierbas y especias. Esta base de proteínas puede utilizarse en ensaladas, tacos, wraps o como plato principal con guarniciones variadas.
  2. Batch cooking de sopas y guisos: Prepara una olla grande de sopa o guiso, como un chili con carne o una sopa de lentejas, pero haz muchas raciones. Estos platos mejoran con el tiempo y son fáciles de dividir en porciones para consumir a lo largo de la semana.
  3. Batch cooking con platos de horno: Cocina platos al horno como lasañas, cazuelas o gratinados. Estos son ideales para el batch cooking, ya que suelen ser generosos en porciones y pueden congelarse fácilmente. Además, al encender el horno para varios platos a la vez, reducirás tu consumo energético. ¿Ves como el batch cooking es sinónimo de ahorro?
  4. Batch cooking de desayunos: También puedes preparar porciones de avena cocida, yogur con frutas y granola, o frittatas de huevo y guardarlas en pequeños tarros en el frigorífico, para evitar ponerte a cocinar de buena mañana.

Como ves, el batch cooking es un método muy útil que sirve para simplificar la vida en la cocina y ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo. ¡Anímate a probar esta técnica y descubre cómo puede transformar tu relación con la comida y la cocina!