Saltar al contenido

Mejores ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

Aunque a menudo su importancia está subestimada, fortalecer el suelo pélvico es esencial para muchos aspectos importantes y tiene una influencia muy destacada en el bienestar general de las mujeres. 
En concreto, este conjunto de músculos y tejidos, ubicados en la parte inferior de la pelvis, desempeña un papel fundamental en la estabilidad, el soporte de los órganos internos y, específicamente, en la función sexual y urinaria.

Si quieres saber más sobre el suelo pélvico y cómo puedes fortalecerlo, ¡sigue leyendo! En este artículo te contamos los mejores ejercicios y dispositivos diseñados para mejorar su salud.

Importancia de fortalecer el suelo pélvico

El suelo pélvico puede debilitarse debido a diversos factores, como el embarazo, el parto, el envejecimiento y la falta de actividad física. Además, la debilidad en esta área puede conducir a problemas como incontinencia urinaria, prolapsos y disfunción sexual.

Por eso, fortalecer estos músculos es esencial para prevenir y abordar estos problemas, mejorando la calidad de vida y la salud en general.

Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

Aunque existen varias formas de fortalecer el suelo pélvico, aquí vamos  a hablar de los ejercicios que creemos que más funcionan:

Ejercicios de Kegel

Estos ejercicios implican contraer y relajar los músculos del suelo pélvico. Pueden realizarse en cualquier lugar y momento, lo que los convierte en una opción conveniente y efectiva.

Elevación de la pelvis

La elevación de pelvis se realiza acostada boca arriba, levantando la pelvis mientras se contraen los músculos del suelo pélvico. Este ejercicio fortalece la región y mejora la estabilidad.

Squats (sentadillas)

Fortalecer las piernas también beneficia al suelo pélvico. Por eso, hacer sentadillas es una forma muy buena de fortalecer el suelo pélvico, dado que activan y tonifican la zona del tren inferior de forma notable.

Elevación de piernas

Para elevar las piernas, debes acostarte boca arriba y elevar una pierna a la vez mientras contraes los músculos del suelo pélvico. Este ejercicio trabaja específicamente en esta área y es muy efectivo para fortalecer el suelo pélvico.

Dispositivos para fortalecer el suelo pélvico

Existen muchos dispositivos y utensilios que pueden ayudar a reducir el suelo pélvico, como las bolas chinas o los electroestimuladores. A continuación, te vamos a explicar de qué forma puedes utilizar cada uno de ellos.

  • Bolas chinas: Estos dispositivos, también conocidos como bolas de Kegel, se insertan en la vagina y requieren que los músculos del suelo pélvico trabajen para mantenerlas en su lugar, fortaleciendo así la zona.
  • Electroestimuladores: Dispositivos que utilizan impulsos eléctricos para estimular los músculos del suelo pélvico, ofreciendo un enfoque asistido para su fortalecimiento.
  • Entrenadores de biofeedback: Estos dispositivos proporcionan retroalimentación en tiempo real sobre la actividad de los músculos del suelo pélvico, ayudando a mejorar la conciencia y la efectividad de los ejercicios.

Beneficios de fortalecer el suelo pélvico

Ya hemos hablado de la importancia de fortalecer el suelo pélvico, pero ¿qué beneficios tiene realmente para el cuerpo humano?

    1. Ayuda a prevenir la incontinencia: Un suelo pélvico fuerte reduce el riesgo de incontinencia urinaria, especialmente en mujeres después del parto.
    2. Mejora la función sexual: La fortaleza en esta área puede mejorar la sensación durante las relaciones sexuales y reducir la disfunción sexual.
    3. Ayuda a prevenir prolapsos: Fortalecer el suelo pélvico ayuda a prevenir el prolapso de los órganos pélvicos, una condición en la que los órganos internos descienden de su posición normal.
    4. Mejora la estabilidad y la postura: Un suelo pélvico fuerte contribuye a la estabilidad de la pelvis y la columna vertebral, mejorando la postura general. Esto es crucial para prevenir dolores de espalda y mantener una alineación adecuada del cuerpo.
    5. Mejora en el rendimiento deportivo: Tener un suelo pélvico fortalecido es beneficioso para atletas y personas activas. Contribuye a una mayor eficiencia en movimientos como correr, saltar y levantar pesas al proporcionar un soporte sólido desde la base.
    6. Facilita el embarazo y la recuperación postparto: Un suelo pélvico fuerte puede facilitar el embarazo al ofrecer un soporte adecuado al útero y mejorar la capacidad de los músculos para soportar el peso adicional. Además, fortalecer estos músculos durante el embarazo puede facilitar la recuperación postparto y prevenir problemas asociados, como la incontinencia.
    7. Reduce la tensión en el área lumbar: La debilidad en el suelo pélvico puede contribuir a la tensión en la región lumbar. Fortalecer estos músculos ayuda a distribuir mejor la carga y reduce la presión sobre la espalda baja, aliviando molestias y dolores.

En pocas palabras, fortalecer el suelo pélvico es esencial para la salud y tiene muchos beneficios. Además, los ejercicios necesarios para llevarlo a cabo suelen ser fáciles de realizar y se pueden hacer en casa. Así que, si quieres poder tener un suelo pélvico fuerte, incorpora estos ejercicios y dispositivos en tu rutina diaria y marca la diferencia.